Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 7, 2013

Sombra de tono azuloso y rayos amarillos de sol.

Es el amanecer de la ciudad fría,
el comienzo cotidiano y su forma reconocible.

El color representa por unos segundos un tiempo diferente, y cada mañana tiene un particular sentido. La luz se cuela por los muchos rincones de los objetos de mi habitación, se adhiere sobre mi piel ese tono pintado en mis manos, Hay un toque de frío grisáceo,
toda una atmósfera de esperanza envolvente al disfrutar del amanecer.
Pacientemente espero unos pocos minutos, ahora el sol se posa sobre mi ventana en todo su esplendor.
Llega el momento más esperado del día,  aquel que me recuerda los despertares de la infancia, el  tiempo en el que todo es más pleno, al igual que cuando contemplo una buena pintura, el instante en dónde todo es un despertar, un nacimiento alentador para mi mente.