Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2013

Al borde

Mi noche devela sentimientos que creía olvidados en  un pasado que no es más que  mi propia ficción....
¿Qué puede ser real entonces?  Mis sueños se atreven a decirme verdades que intento ocultar, en el fondo siento pena hacia mi misma cuando me veo al borde del vacío, con esa sensación visceral de no saber que hay más allá del precipicio, sentir el miedo desde las entrañas, ¡Nada más real!
Me pregunto entonces ¿Qué sigue ahora? Verse a sí mismo parece una experiencia aterradora, porque no tienes vestido para ocultarte, no encuentro respuesta  porque en los momentos sin cordura  es mucho más difícil pensar, todo es catastrófico y no hay lugar peor en donde estar...
Allí la mente es una nebulosa, allí estoy yo ahora.

Sombra de tono azuloso y rayos amarillos de sol.

Es el amanecer de la ciudad fría,
el comienzo cotidiano y su forma reconocible.

El color representa por unos segundos un tiempo diferente, y cada mañana tiene un particular sentido. La luz se cuela por los muchos rincones de los objetos de mi habitación, se adhiere sobre mi piel ese tono pintado en mis manos, Hay un toque de frío grisáceo,
toda una atmósfera de esperanza envolvente al disfrutar del amanecer.
Pacientemente espero unos pocos minutos, ahora el sol se posa sobre mi ventana en todo su esplendor.
Llega el momento más esperado del día,  aquel que me recuerda los despertares de la infancia, el  tiempo en el que todo es más pleno, al igual que cuando contemplo una buena pintura, el instante en dónde todo es un despertar, un nacimiento alentador para mi mente.

Derrotada

Cansada de una lucha a muerte con mi mente,
agotada de las obsesiones,
que se repiten una y otra vez para enredarme,
en un eterno y laberíntico estado de melancolía.

Mi mente jugando conmigo...
a veces me premia, muchas veces me juzga,
mi mente me exige ser perfecta a través de mi obsesión
mis pensamientos jugando al sí y al no,
miles de palabras y pensamientos van en mil direcciones
al mismo tiempo.

Al final, extenuada  por mis infinitas posibilidades de ser
y  mis propios límites que acaban con todo ello,
nada más que derrotada por el autocontrol de mi pensamiento,
su bulla constante me exige que sea angustiosamente perfecta.



Sentido

La búsqueda como un ideal, ser obsesiva, mi alimento para la ilusión la lucha contra el aburrimiento, mirar  allí, mirar allá, leer y escuchar a mil voces,  ver decenas de imágenes, mi adicción, mi obsesión al final, la vida de quien se derrumba  en su ansiedad de todos los días, por ser solo fragilidad.


Lugar de siempre

Siempre recordaré el viento frío, la sombra protectora de los árboles y sus hojas. Los rincones de espacios antiguos,
que se volvieron propios, los caminos, las escalinatas en piedra y ladrillo. Mi diario caminar solitario, aún cuando a veces, no tenía razón aparente para estar allí. Y ahora, me encuentro intentando
atrapar aquel tiempo y los momentos de felicidad que allí viví.




Ella misma

Se mira en el espejo, ve reflejada su ansiedad,
esa misma que desde niña la acompaña,
tan viva en sus entrañas como el primer día.

Cae el espejo y se esparce en mil gotitas de agua,
son sus lágrimas contenidas y que ella aún creía ahogadas.

Corre a buscarlas, quiere devolverlas nuevamente al espejo,
para continuar observándose reflejada en ellas.

Son muchas gotas  y a lo mejor ya no podrá recomponer
su tan querido espejo.

Ese reflejo es eterno y ella aún cree que no se puede romper,
teme que no podrá descubrir quien es realmente aquella que lo contempla....
.........es ella misma desde niña.


Difícil día

Difícil día el de hoy,
uno de esos como tantos otros,
que son pura desesperanza,
en dónde esa tristeza desgarradora
clama a Dios una respuesta....
una razón.

Difícil día....triste entre los más tristes,
son días más amargos y duros de sobrepasar.
En donde se respira más hondo,
quizás con mayor dificultad,
y se siente un leve ahogo al respirar.

Este difícil día  ya casi llega a su final,
la jornada de horas asfixiantes ya casi termina,
las horas tediosas de hoy ya están  diciendo adiós,
aunque la depresión no se irá,
el día difícil si lo hará.

¿A dónde fueron las ambiciones en mi vida cuando lo único que deseaba era ser perfecta?

¿Qué habrá pasado con mis ensoñaciones perfectas que permitían una vida como de montaña rusa?

Quizás caí de nuevo en uno de mis extremos,
aquel en el que estoy paralizada,
estoy suspendida, encerrada en un frasco..
quieta muy quieta,
aunque aparentemente viva...