Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Amor árbol

Y al amor
lo busco enredado en la copa de un árbol,
es una idea abstracta y distante,
que solo observo entre las ramas.

Al amor, solo lo sueño para distraerme,
como cuando llega un ave a revolotear cerca de sus hojas,
cada vez que observo el árbol
aparecen distintos nombres cuyas letras
se desvanecen de tiempo en tiempo
como cuando caen los frutos y las flores.

Sólo es posible seguir soñando con un día
trepar hasta lo alto de su copa
y allí quizás poderlo encontrar.

Cuando estoy feliz

No tengo miedo,
se me dibuja una sonrisa
en el rostro,
soy capaz de recorrer
mil caminos,
escalar un millón de montañas,
me elevo al cielo en un minuto,
puedo volar
y ser al fin libre.


Pastillas para la felicidad

Desesperanza

Desesperanza al levantarme y ver que ha salido el sol.
A pesar que yo quisiera
sonreir al iniciar el día,
la bruma de pensamientos
de mi no futuro,
vuelven y aparecen día tras día.
Abro mi ventana,
miro al horizonte y pregunto:
¿Por qué existe la desesperanza?
¿Será que el vivir en esta bruma
es debilidad o fortaleza?
¿Para qué escoger el camino
del desierto, tan solitario y árido?
A veces espero la noche con la idea,
que el sol no saldrá de nuevo
y yo quedaré sumergida en la
oscuridad por siempre.



Caminando

Hoy simplemente caminaba,
y me detuve un instante
mirando al horizonte,
observé mi camino solitario,
al cual, por cierto,
estoy bastante acostumbrada
para ver solo la gente pasar,
sin que nadie deje huella
a mi lado tras su corto
paso.

Sencillamente me aburro de ver la vida,
 y tener que seguir caminando sin saber
realmente a dónde voy,
es solo eso
y el tener la certeza que un día quedaré
hecha cenizas esparcidas por el camino.

Y no me llevaré nada,
porque no tengo nada y
nada soy finalmente.

TU

TU,
eres mi escudo,
eres mi espada,
mi mejor guía en la
batalla.
Tu mi Señor,
mi Dios.

Malas horas

Fueron las malas horas
en que nos enseñaron a nosotras las mujeres
la tonta idea de los cuentos de hadas.

Aquellos cuentos de princesas
que han nacido enjauladas,
cuya historia es contada una y otra,
y otra vez.

Yo sigo escribiendo esa historia,
aqui dentro de mi jaula
habitando en un mundo que solo es mío,
viviendo así un cuento de hadas
pero sin final feliz.

Se repiten entonces las malas horas
al tener que aceptar de nuevo
que mi vida es una simple fantasía.

Aquel tiempo

Añoro cuando  ese tiempo no existía,
aquel cuando las horas no pasaban,
y simplemente era feliz, y nunca se agotaba
el trascurrir de los segundos.
Solo sonreía, disfrutaba, soñaba,
ahora, unos años han pasado desde entonces,
y el tiempo desafortunadamente  si existe,
los minutos se han tornado insoportables,
ahora cuento las horas desesperadas,
aquellas ahogadas en lágrimas.
Cierro los ojos y rezo para poder romper
los segundos de mi vida,
pero no se acaban, continuan,
abro los ojos, miro al cielo,
y vuelvo a añorar aquel tiempo que no existía.

Búsqueda

Un sueño,
una mirada,
un alma.
Yo sé que aquí no estás,
ya me cansé de mirar al cielo,
preguntándole a Dios
en dónde estás.......

Si es que estás...
todos son como sombras,
yo no sé donde encontrarte
a donde observe
encuentro el mismo destino,
la misma historia.

Es el juego de mi mente,
allí la idea parece no cambiar
o  que sólo tomaría mucho tiempo
intentar cambiarla,
seguirá siendo la misma historia,
la misma rueda de la fortuna
que vuelve a girar.

Y allí estaré yo
buscando tus ojos,
a través de mi mirada perdida,
esperando encontrar a alguien
que no existe, posiblemente te veré
pero nunca te encontraré, porque
con mis ojos te estoy buscando
pero con mi mente
te estaré siempre soñando.

Lágrimas

Y aparece de nuevo,
una y otra, y otra vez,
la desesperanza, la angustia,
el miedo.

Y brotan mis lágrimas,
tristeza condensanda en gotas,
un rocío corporal que emana
desde mi alma,
una fuente de dolor
y vacio infinito.

Amor

LOVE  Acrílico sobre lienzo 15cm x 15cm 2006

Hundirse.....

Sumergida profundamente
en un lugar donde todo es desaliento,
profusamente oscuro,
tanto que no puedo ni ver........
Y derrepente  una fuerza interna
para salir a la superficie y volver a respirar.


Adentro en el desierto

Adentrarme en el desierto,
conocer mis límites,
enfrentar mis miedos,
orar junto a Tí,
descubrir tu luz, y vencer la oscuridad,
toparme con la verdad  en un oasis,
y recobrar la fuerza para sonreir de nuevo.

Una pintura

Espejismo

Acrilico sobre lienzo.
50cm x 40cm.

2011